Luego de una visita a la municipalidad de Recoleta, donde se instaló por primera vez esta alternativa, el edil anunció la medida para el primer trimestre de 2019. 

Hasta la comuna de Recoleta se trasladó recientemente la primera autoridad comunal, alcalde Carlos Gómez Miranda, para conocer en terreno y de primera fuente cómo ha sido la creación e implementación tanto de la farmacia popular, la óptica popular y otros servicios impulsados por el alcalde Daniel Jadue.

“Nuestra visita hoy en día obedece a la decisión ya tomada por este alcalde de comenzar con una farmacia y óptica popular a partir del primer trimestre del año 2019”, aseguró el edil junto con detallar que tomó además la decisión de ser parte de la Asociación de farmacias populares de Chile, la cual reúne más 60 municipios con la finalidad de obtener más y mejores convenios en materia de abastecimiento en salud.

Los primeros pasos, para la implementación de la primera farmacia popular en Chiloé, comenzarán durante el segundo semestre de este año con la adquisición, a un costo mucho menor, de algunos productos que son de uso permanente para la Corporación de Educación y Salud. Además, el edil, detalló que espera definir pronto la ubicación de la farmacia y óptica populares, “se hará una construcción de una infraestructura nueva, probablemente adosado a algún centro de salud primaria como lo es el Cesfam Manuel Ferreira”.

Durante su visita a la comuna de Recoleta, el alcalde Carlos Gómez tuvo la posibilidad de entrevistarse con las autoridades municipales y el equipo de profesionales a cargo de la farmacia popular. Carolina Olmedo, químico farmacéutico y directora del recinto entregó algunas especificaciones, “la farmacia está abierta a los pacientes que residen, trabajan o estudian en la comuna, independiente del sistema previsional que tengan”, detalló, añadiendo que el proceso consiste en que el paciente se inscribe, lleva su receta y si el medicamento está en stock podrá retirarlo mensualmente durante seis meses, luego deberá traer nuevamente su receta. En caso de que el medicamento no se encuentre en stock deberá esperar a que éste sea solicitado al laboratorio. “Se han visto beneficiado sobre todo los adultos mayores, quienes tienen menores ingresos y son los que más gastan en medicamentos”, puntualizó la profesional.

Por su parte el administrador municipal de la Municipalidad de Recoleta, Luis Moreira, detalló que el proyecto de la farmacia popular comenzó a gestarse en 2015 para volverse una realidad el 2016. El funcionario municipal destacó que la experiencia que ellos han tenido durante estos años ha sido de gran utilidad para aquellos municipios que han seguido su ejemplo siendo pioneros en ofrecer alternativas populares, de bajo costo para la población, aprovechando de anunciar que “hay otros proyectos en evaluación, este año se constituyó la inmobiliaria popular para ofrecer acceso a precios justos de arriendos para la comunidad”.

Actualmente, la farmacia popular de Recoleta atiende a 9 mil beneficiarios, en su mayoría, personas de la tercera edad, quienes ahorran cerca de un 80 por ciento en el valor de sus medicamentos, de esto dio fe una de las usuarias de este servicio, “tenemos acceso a comprar remedios más barato, nos ha mejorado montones la calidad de vida, es un ahorro fabuloso”, precisó Galdys Duarte, vecina de Recoleta.