Un llamado a la tranquilidad formuló el Gobernador Marítimo de Castro, Héctor Aravena, luego de conocerse que la empresa CPT debe retirar desde el sector Pilpilehue, en Chonchi, las aguas acumuladas en la plataforma denominada “Yagarfina”.

La acción corresponde al último proceso tras el hundimiento del buque wellboat, registrado en noviembre del 2017.

El representante de la Armada, en Chiloé, se refirió al proceso luego de los cuestionamientos planteados por el alcalde de Castro, Juan Vera.

El jefe comunal alertó en redes sociales que las aguas serán descargadas en la capital chilota, a través de camiones. “Debemos estar en estado de alerta ambiental en nuestra comuna. Se comenta que aguas contaminadas y que permanecían acumuladas en estanques cerca de Chonchi del Seikongen, podrían ser descargadas utilizando el Puerto de Castro”.

El Gobernador Marítimo de Castro, Héctor Aravena, despejó las dudas y clarificó que corresponde agua de mar que estaba dentro de la siniestrada embarcación y que no reviste peligro.

“Esa agua fue necesaria sacarla del buque para poder reflotarlo. Esa agua está contendida dentro de esta plataforma, por lo tanto, aquí no es agua de las bodegas de pescado que continúa el Seikongen. Aquí el llamado es a la tranquilidad, no hay elementos contaminantes”, sentenció.

La misma fuente detalló que la extracción del agua se hará bajo medidas de seguridad y con camiones acondiconados.