Por unanimidad el Concejo Municipal aprueba la normativa que
comenzará a regir desde el 2 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre
de 2020.


Este martes en sesión de Concejo Municipal, encabezada por el alcalde,
Juan Eduardo Vera, se sometió a votación la ordenanza municipal 029,
que se refiere a la que regularización del comercio estacionado y
ambulante en Bienes Nacionales y de uso público.


La ordenanza contempla 39 artículos que fueron votados positivamente
por el cuerpo colegiado del municipio castreño. De esta manera se
decidió de forma unánime y en consenso con los 4 sindicatos de
ambulantes, despejar calle San Martin y la plaza de Armas del comercio.
Se determinó además la cantidad de cupos que se otorgan para ejercer
el comercio ambulante o estacionado. Según señala el articulo 5 de la
ordenanza municipal, son 60 los permisos municipales a las
agrupaciones y/ sindicatos de vendedores autorizados y que serán
distribuidos proporcionalmente en las siguientes calles:
Sotomayor, entre calles O’Higgins y San Martín
Eleuterio Ramírez, entre calles O’Higgins y San Martín
Sargento Aldea, entre calles O’Higgins y San Martín
Ignacio Serrano, entre calles Sotomayor y Ramírez


Del mismo modo, se resolvió otorgar 7 permisos a carros Food Truck y 1
permiso a carro de cafetería, quienes podrán ubicarse exclusivamente
en calle Almirante Latorre, entre calle San Martín y calle Ignacio Serrano.
Adicionalmente, se otorgará 1 permiso municipal a Food Truck de
comida saludable, el que se ubicará en calle Lillo.


El alcalde de Castro señaló que “lo más importante es que al fin vamos a
tener una ciudad más ordenada. Hemos logrado en base al diálogo,
acordar junto a los sindicatos, que desde enero no habrá comercio
ambulante en calle San Martín y O´Higgins, y para eso se han localizado

otros lugares. Castro se verá distinto, la plaza de Armas ya no será
ocupada, salvo por 4 vendedores históricos que cada año venden
productos para niños.
Hemos avanzando, con esta votación unánime de
los 6 concejales y este alcalde, sumando a esto el acuerdo que tomamos
con los 4 sindicatos del comercio ambulante. Al fin después de años
podremos mostrar una ciudad más ordenada desde el 2 de enero del
próximo año. Lo relevante, es que la fiscalización la haremos en
conjunto con los sindicatos y con el respaldo de Carabineros de Chile”.

Es importante señalar que los artesanos que tradicionalmente se
instalaban en la plaza de Armas, serán reubicados en la temporada
estival en el sector de calle Lillo.