Con el fin de proteger la biodiversidad y los servicios ambientales de los humedales, ecosistemas- escasamente representados en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE)-,  surge el Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022, que busca contribuir a detener la pérdida y degradación de estos valiosos ecosistemas en el país. Para llevar a cabo este objetivo, el plan propone la creación de categorías de áreas protegidas para garantizar la protección y gestión de los sitios a largo plazo.

En esta línea, se propuso el Plan Provincial de Protección de Humedales de Chiloé, iniciativa fomentada por el Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural –CECPAN- y el Ministerio de Medio Ambiente, y que apunta a proteger los humedales del archipiélago chilote, apoyándose en el respaldo de diversos actores locales que han manifestado su preocupación por resguardar el patrimonio biocultural local a través de la solicitud de declaración de Santuarios de la Naturaleza y otras propuestas de conservación  En la actualidad CECPAN trabaja en conjunto con el Ministerio del Medio Ambiente y los municipios de Ancud, Quemchi, Chonchi y Quellón.

Al respecto el Seremi de Medio Ambiente de la región de Los Lagos,  Klaus Kosiel dijo que, “El Plan Provincial de Humedales  apunta en avanzar más hacia la puesta en valor  y búsqueda  de protección de estos sistemas de alta importancia en la Isla de Chiloé. Esto viene a potenciar lo que es la implementación a nivel regional del Plan Nacional de Protección de Humedales, donde hemos priorizado desde el año pasado  los humedales del Río Chepu. En esta misma línea la autoridad regional explicó que “en conjunto con Cecpan  hemos estado  trabajando como ministerio para potenciar  esta iniciativa que tiene como objetivo generar una red de humedales protegidos en la provincia, potenciando lo que es la representatividad de  tipologías de humedales que se busca proteger, ya que son altamente importantes por su ciclo hidrológico, son los captadores y  generan agua dulce en la isla para infiltrar las napas, además acogen y  conservan una importante biodiversidad , así como  prácticas culturales en la provincia de Chiloé y ese es el objetivo que buscamos consolidar, a través de este plan de protección  con Cecpan este año 2019 y 2020 “ precisó la autoridad.

En la provincia de Chiloé, es posible encontrar innumerables humedales interiores como lagos, turberas, ríos, ñadis y hualves. Además, el archipiélago cuenta con humedales costeros que se extienden por más de 2000 kilómetros, entre ellos se distinguen: esteros, marismas y planicies litorales. Todos ellos contribuyen con sus servicios ambientales a sostener hábitats para distintas especies endémicas y amenazadas, así como otorgar recreación, bienestar y salud a los habitantes de este territorio.

Juan José Donoso, Jefe de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente señaló que, “Hemos trabajado particularmente con Cecpan en Chiloé y con una serie de organizaciones que están presentes en el territorio, en el marco del Plan Nacional de Protección de Humedales. En Chiloé hemos hecho un trabajo específico, buscando proteger  distintos humedales de gran labor y en ese sentido nos parece que en el archipiélago era especialmente necesario avanzar en un plan dentro de la isla”, indicó Donoso.

Labor de  Cecpan

El Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural –CECPAN-, apoyándose de la amplia experiencia local, conocimiento del territorio y sus actores, y un diagnóstico sostenido desde múltiples perspectivas o ámbitos, sean ecológicos, sociales, económicos y culturales, ha desarrollado por más de 12 años un trabajo permanente de investigación, educación y difusión, entre ellos los humedales y las especies que los habitan. Esto ha permitido instalar el concepto y preocupación efectiva por alcanzar metas concretas de protección de estos ecosistemas.

En dicho contexto CECPAN continúa trabajando junto a organizaciones sociales y vecinales, comunidades indígenas, establecimientos educacionales e instituciones del Estado, fomentando acciones conducentes a materializar la conservación efectiva de áreas prioritarias.

Gabriela Ampuero, representante de la comunidad Origen de la península de Lacuy  en la comuna de Ancud señaló que, “nos da la posibilidad de mostrar en lo que estamos como comunidad, de tal forma que se vea el interés que hay, que se está haciendo un trabajo y que esperemos de frutos en el futuro” precisó la dirigenta.