Fue a través de un acuerdo entre la Asociación de Miticultores de Chile, la Asociación de Dueños de Camiones de Castro, el Intendente Harry Jürgensen y cuatro subsecretarios, donde se definió que la empresa Rexin, ubicada en el sector El Empalme, recibiría los desechos de la industria de los choritos.

La Municipalidad de Maullín a través de su concejo Municipal rechazó de manera unánime la decisión.

“Las autoridades locales lamentan profundamente tener que haberse enterado de esta decisión a través de los medios de comunicación, que estos residuos se descarguen en la comuna. Cabe aclarar que el vertedero cuestión está habilitado para el depósito de basura domiciliaria y no para la basura industrial. La Municipal de Maullín no está de acuerdo con la medida”, señala parte del comunicado.

El documento también enfatiza que “las autoridades de Maullín, invitan al gobierno y a los empresarios a tomar decisiones serias y responsables que vayan en la línea de la protección y cuidado del medio ambiente”.

Finalmente, el pronunciamiento del cuerpo colegiado, sentencia que realizarán “todos los planteamientos a las autoridades y usarán todas las facultades que desde el municipio se puedan utilizar, para hacer notar la posición de Maullín respecto de esta mala decisión”.

Branco Papic, presidente de Amichile, manifestó que lamenta la decisión, aunque remarcó que la medida de llevar los residuos hasta el continente es resorte de los ministerios de Salud y Medioambiente quienes expresaron que Rexin cumple con la normativa y contaba con los permisos correspondientes.