Determinan grave impacto de erupciones volcánicas en ecosistemas hídricos

Primer estudio en el país que muestra evidencias empíricas sobre una devastación total de los organismos que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos, producida por una erupción.
Determinan grave impacto de erupciones volcánicas en ecosistemas hídricos
Archivo

Parte de la región de Los Lagos se ubica en la Zona Volcánica Sur (SVZ) de la cordillera de los Andes, con numerosos volcanes, tales como, los volcanes, Casablanca, Tronador, Yates, Antillanca, Puntiagudo, Osorno, Calbuco y el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, los cuales han registrado frecuentes erupciones en los últimos 400 años. Los volcanes de la Región de los Lagos son parte del paisaje habitual que nos rodea, sin embargo, según la investigadora de la Universidad de Los Lagos, Dra. Norka Fuentes, “hay poca información y es difícil obtener datos de los impactos que tiene una erupción volcánica principalmente porque implica una rápida planificación de los terrenos, y desafiar la peligrosidad que conlleva la obtención de las muestras luego de la erupción”.

En junio del 2011, el Complejo Volcánico Puyehue – Cordón Caulle inició un nuevo proceso eruptivo, el cual comenzó con una gran explosión, seguido por la eyección de una columna de gases y cenizas que alcanzó una altura máxima de 14 Km de alto y 5 Km de ancho. Las cenizas afectaron tanto a las inmediaciones del volcán, como a gran parte de Sudamérica, y provocaron trastornos en el tráfico aéreo incluso en el sur de África y Oceanía. La cuenca del Río Bueno fue ampliamente afectada, evidenciándose cambios físicos, químicos, ecológicos y biológicos.

Frente a este suceso, se generó una investigación liderada por la Doctora Norka Fuentes, para determinar los efectos de esta erupción sobre los ecosistemas hídricos de la cuenca del Río Bueno, con el objetivo de determinar los efectos del trasporte y depósito de ceniza y piroclastos (piedras pomes) sobre la calidad del agua y los organismos invertebrados que habitaban los ríos al momento de la erupción.

“Nosotros estudiamos los ríos visiblemente impactados (Gol-Gol y Nilahue), los cuales nacen en las cercanías de la fisura de complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle (6-8 km) y los ríos que no mostraron un cambio visible (Calcurrupe y Chanleufu), los cuales son aledaños a los anteriores, y se ubican a 20-40 km de la fisura de este grupo de volcanes. Después de 4 meses desde la erupción, obtuvimos muestras de agua, sedimentos, ceniza y de invertebrados, desde cada uno de estos ríos. Nuestros resultados indican que este desastre natural, causó destrucción de hábitat, deterioro de la calidad ambiental y la consecuente devastación de las comunidades de insectos acuáticos”, señala la investigadora Norka Fuentes.

Relevancia del estudio y sus resultados

Esta es una investigación pionera para Chile, realizada por una científica chilena, siendo el primer estudio en el país que muestra evidencias empíricas sobre una devastación total de los organismos que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos, producida por una erupción.

Como explica la Dra. Fuentes, “tuvimos la buena fortuna de contar con datos previos a la erupción, datos de abundancia y diversidad de organismos bentónicos que habitaban a lo largo del río Gol-Gol en los años 2009 y 2010. Gracias a esto pudimos comparar las abundancias y diversidades existentes anteriormente con las registradas luego de la erupción. Los eventos eruptivos son oportunidades únicas para comprender los mecanismos que influencian los ecosistemas contemporáneos, ya que estos han influido en los cambios de biodiversidad y sucesión de especies en eventos pasados. Este estudio contribuirá a establecer los tiempos de recuperación y patrones de recolonización de estos ríos impactados”.

“En este momento trabajamos en la determinación de los tiempos de recuperación de los ríos Gol Gol y Nilahue. A 9 años de la erupción, estos ecosistemas hídricos aun no recuperan la diversidad de especies que existían antes. Ambos ríos atraen a pescadores deportivos por su calidad de fauna íctica y llamativos parajes, y sin estos estudios no se podría planificar efectivamente su restauración o repoblamiento. Además, nos otorgan otros beneficios, tales como la captación de agua potable, acuicultura, riego, hidroeléctrica, actividad industrial, y uso ancestral, asimismo son relevantes para la conservación de la biodiversidad dentro de áreas protegidas como los Parques, Reservas Nacionales y Monumentos Naturales”, comenta la doctora Fuentes.

Finalmente, la directora de investigación de la Universidad de Los Lagos, Dra. Sandra Ríos, remarca lo significativo de esta investigación: “para la Universidad de Los Lagos el conocimiento científico es la base para dar sustento a las políticas públicas, entregando legitimidad a las decisiones que marcarán el destino de todos los ciudadanos de este territorio, mediante una investigación pertinente, con sentido y de calidad. Esa investigación enmarcada en el Área Prioritaria de Investigación (API) Sistema Agroalimentario Sustentable, Cambio Climático y Biodiversidad; es de alta relevancia, ya que la evaluación del impacto ambiental de este evento volcánico sobre los ríos Gol Gol y Nilahue, será un insumo para estudios ecológicos sobre tiempos de recuperación de los ecosistemas y de repoblamientos de peces con fines turísticos”.

Gracias a la relevancia del estudio, fue validado por la comunidad científica internacional a través de su publicación en la prestigiosa revista Ecosphere de la Sociedad de Ecología de América ESA.

0:00
0:00