El accidente se produjo en el sector de Llicaldad y fue alertado por vecinos quienes sintieron un estruendo.

Al desplazarse al lugar para revisar el estado de salud de los ocupantes se percataron que se habían dado a la fuga.

La denuncia la tomó Carabineros, institucion que abrió una causa para investigar el hecho.

Fernando Gavilán, reanimador del Samu, contó que les tocó asistir al sector, pero al no ver lesionados regresaron a su unidad.

El Mayor Esteban Escobar de la Segunda Comisaría de Carabineros, no descartó que el o los ocupantes hayan estado bajo la influencia del alcohol.

Debido al choque algunas de las casas quedaron sin energía eléctrica, lo que debió ser atendido por la empresa Saesa quienes reemplazaron el poste destruido.