Familia castreña celebra la llegada de la energía eléctrica a su hogar

Trabajo entre Saesa, municipio de Castro y junta de vecinos permitió que tras 25 años pueda contar con este servicio básico.
Familia castreña celebra la llegada de la energía eléctrica a su hogar
Archivo

Gracias a una alianza público-privada, se concretó la instalación del suministro eléctrico para una familia de cuatro integrantes en el sector de Eusebio Lillo, en Castro.

El trabajo se efectuó a través de la gestión mancomunada de la junta de vecinos Blanco Encalada, con la dirección de Seguridad Pública del municipio de Castro y la empresa eléctrica Saesa, quienes lograron la puesta en marcha del servicio eléctrico en la vivienda de una familia que no contaba con suministro desde hace 25 años.

Javiera Fontecilla, jefa del área de Servicio al Cliente en Saesa Chiloé, destacó que el trabajo colaborativo fue primordial para levantar este caso: “es muy gratificante ver como la comunidad se mueve por mejorar el bienestar de una familia. La junta de vecinos se comunicó con la Municipalidad de Castro, quienes hicieron el nexo con nosotros para apoyar en esta noble causa, y donde finalmente pudimos colaborar con los materiales del empalme y la construcción de este. A eso sumamos la instalación eléctrica interior que gestionó la junta de vecinos en forma particular. Con la conexión a la energía eléctrica a este hogar, les ayudáramos a mejorar su calidad de vida”.

Arturo Farías, junto a su grupo familiar, es beneficiario de la conexión eléctrica. Emocionado, expresó estar “realmente agradecido, de poder tener luz y optar a lo que realmente deseábamos. Ahora vamos a poder mirar televisión tranquilos sin tener que depender de un generador, o estar atentos a que se termine la bencina”.

Desde la Municipalidad de Castro, Yamilet Oyarzo, gestora territorial del área de Seguridad Pública, explicó que “esta familia del sector Lillo, además de no contar con el sistema eléctrico, tienen una situación de vulnerabilidad importante, ya que uno de los miembros cuenta con una enfermedad patológica, por lo tanto, la instalación de este sistema eléctrico va a contribuir de forma muy significativa. Ahora, esperamos continuar haciendo este tipo de gestiones tan importantes para nuestra comunidad”.

Por su parte, la presidenta de la junta de vecinos Blanco Encalada, Margarita Álvarez, dijo que como organización tienen, sin duda, un rol humanizador. “Nos llamó mucho el caso porque esta familia llevaba 25 años viviendo en este sector de Castro, sin contar con un servicio tan básico como lo es la electricidad. Ahora estamos muy contentos, muy felices, y agradecidos de todas las personas que hicieron esto posible para que esta gestión se concrete, sobre todo a la empresa Saesa, y quienes confiaron en nosotros y nos apoyaron”, manifestó la dirigente.

0:00
0:00