«Los compromisos incluirán un programa especial de fiscalización, formación de Comités Regionales de Manejo, actualización de Plan de Manejo y generar las condiciones de apertura del registro de buzos en las regiones de Los Lagos y Aysén.

Esperamos que en el proceso se puedan construir confianzas, impere el afán de explotar los recursos con forma controlada por pescadores de ambas regiones y de bajar el bloqueo en el puerto de Quellón, con el objeto de encontrar una solución ganadora para todos», señaló el Intendente de Los Lagos Harry Jürgensen.