La mayoría de las personas afectadas corresponden a extranjeros que ocupaban diferentes piezas en la casa habitación donde se inició el siniestro.

Yomeri Henríquez de República Dominicana, comentó donde se encontraba cuando comenzó la emergencia.

Edison Perugalle de Ecuador, relató que trataron de romper los vidrios para ventilar el lugar, pero las llamas se apoderaron de todo el inmueble.

Julio Candia, presidente de la Cámara de Comercio, hizo un duro análisis al enterarse sobre la cantidad de personas que arrendaban el lugar.

Funcionarios de la oficina comunal de emergencias levantaron antecedentes para determinar el número exacto de afectado y en que condición quedaron.