Premian a estudiante de Castro ganadora de concurso “Historias de Nuestra Tierra”

Seremi de Agricultura Eduardo Winkler entregó un notebook, tablet y libro con obra ganadora publicada a alumna del Liceo Galvarino Riveros y resaltó el espíritu creativo de la participante.
Premian a estudiante de Castro ganadora de concurso “Historias de Nuestra Tierra”
Archivo

El concurso “Historias de Nuestra Tierra”, del Ministerio de Agricultura, cumple 28 años de trayectoria y en su categoría “Me lo contó mi abuelito” premió a Miel Caulli Soto, la joven de 14 años y actual alumna del Liceo Galvarino Riveros obtuvo el primer lugar nacional de esta versión del certamen. Debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19 que mantiene suspendidas las ceremonias masivas, la premiación nacional y regional no se efectuaron como es tradición y fue el Seremi de Agricultura, Eduardo Winkler, quien a domicilio entregó personalmente los premios a la galardonada, cumpliendo así con todos los protocolos sanitarios.

En el lugar, el Seremi especificó que a la joven se le destaca por partida doble ya que además de obtener el primer lugar nacional para esta categoría, se quedó con el primer lugar regional de la misma, haciéndola acreedora de un notebook, una tablet y libros compendio donde su obra “El diente de ajo” fue publicada. 

 “Este es un lindo ejemplo de cómo podemos rescatar las historias y tradiciones de nuestro campo por medio de las artes. El Ministerio de Agricultura reconoce esos valores a través de este concurso y destaca el espíritu creativo de Miel quien escribió un relato que resume conversaciones y vivencias con su abuelita”, señaló el Seremi Eduardo Winkler.

Sobre su participación, Miel Caulli, contó que la historia la escribió el año pasado cuando se encontraba cursando octavo básico en la Escuela Rural Quilquico y quiso rememorar una conversación que se dio en medio de una mateada con su abuela Nancy, donde le relató sus vivencias de pequeña en Tauco, un pequeño sector ubicado camino a Chonchi, donde a sus 12 años y junto a sus hermanos espantaron con un diente de ajo a un hombre con fama de brujo. “Esperaba ganar, se lo dije a mi abuela mientras escribía la historia”, señaló la estudiante.