Directivos y profesionales del Servicio de Salud Chiloé, se trasladaron hasta la municipalidad para solicitar información y un plan de mitigación frente a la instalación del rodoviario frente al hospital Augusto Riffart

En la oportunidad, manifestaron su preocupación por el aumento del flujo vehicular que podrían afectar el normal funcionamiento y la atención de pacientes.

Por ello durante la reunión solicitaron crear una mesa de trabajo para evitar situaciones complejas que pudieran afectar el normal funcionamiento del nosocomio, al que llegan interconsultas de las 10 comunas de Chiloé.

El doctor Francisco Ricaurte, director del hospital de Castro, se refirió a la situación.

Francisco Aguilar, Arquitecto de la secretaría de planificación comunal, se comprometió a generar una mesa de trabajo con los funcionarios de salud para coordinar y evitar eventualidades.

Frente a la posibilidad de buscar otro emplazamiento para el terminal provisorio, el funcionario municipal, fue tajante en señalar que es poco probable, pues dijo que se trata de una licitación que ya está en proceso de adjudicación.