Con el objetivo de visibilizar a las artesanas hilanderas de Chiloé y hacer un homenaje a los oficios que construyen la identidad cultural de la región, este miércoles 9 de octubre durante su visita a Castro, la Primera Dama Cecilia Morel Montes, presidenta de Fundación Artesanías de Chile, se reunió en el Cecrea de Castro con las artesanas de la Agrupación Hilanderas de los Mil Paisajes de Quemchi.

Al llegar al lugar la Primera Dama fue recibida por Claudia Hurtado, directora ejecutiva de Fundación Artesanías de Chile, que forma parte de la red de fundaciones de la Presidencia y cuya misión es preservar, difundir y acercar la artesanía de excelencia a los chilenos. Durante la actividad, las artesanas compartieron su oficio con la Primera Dama mostrándole el hilado en huso, junto a niños que participan en Cecrea, como un ejercicio de traspaso de conocimiento de su oficio.

“Para nuestra Fundación, el artesano es el centro de nuestra motivación y compromiso. Ellos son los que han heredado un conocimiento de sus antepasados y mantienen técnicas que dan vida a piezas que nos cuentan de nuestra historia, los cuales contienen el alma de nuestros pueblos originarios y otras zonas típicas del país y nos enseñan sobre ellas, su espíritu y también su cotidianeidad. Es por eso que estamos acá reunidos con las hilanderas de Quemchi, porque necesitamos apoyarlas y relevarlas. Tenemos que entender que su trabajo es invaluable para nuestra sociedad”, señaló la Presidenta de la Fundación Artesanías de Chile, Cecilia Morel.

Las Hilanderas de los Mil Paisajes son una agrupación que se formó a partir del programa de capacitación “Mejora de la empleabilidad de artesanas y artesanos tradicionales de zonas rurales”, que Artesanías de Chile realiza en conjunto con la subsecretaría del Trabajo.

Al respecto, Claudia Hurtado, directora ejecutiva de Fundación Artesanías de Chile, dijo: “Como fundación estamos muy comprometidos con el trabajo que hacen las hilanderas de Quemchi. El hilado es una tradición silenciosa, pero muy tradicional en Chiloé, porque, como dicen las artesanas, un buen tejido no es posible sin un hilado de calidad. Para conseguirlo, quienes se dedican a este oficio primero seleccionan la lana de oveja, la limpian y, cuando ya terminan los quehaceres del hogar, se dedican a hilar. Este encuentro es un reconocimiento a su talento y al compromiso que han tenido en las diversas capacitaciones que hemos realizado. Esto significa que ellas tienen cada vez más herramientas para desarrollar su oficio y comercializar sus hilados”.

Mejorar los procesos productivos artesanales

Dentro del mismo encuentro participó el proyecto Banco de Lanas, que la Fundación Artesanías de Chile lleva adelante desde el 2016 en conjunto con INDAP y el apoyo de INIA. Este contribuye a mantener vivos los oficios tradicionales y da acceso a las artesanas a lana de calidad, a un precio justo, durante la mayor parte del año a través de procesos formales.

Para realizar su oficio, las artesanas de la Agrupación Hilanderas de Quemchi se abastecen principalmente del Banco de Lanas, que a la fecha ha beneficiado a más de 50 productores, a más de 200 artesanas y a 52 hilanderas que comercializan sus hilados mediante la Fundación, contribuyendo con ello a la mantención de este oficio tradicional.