Programa de Familias de Acogida intensifica campaña de captación de hogares provisorios para niños en Chiloé

Hoy en día existe una alta demanda de familias para niñas, niños y adolescentes en situación vulnerable.
Programa de Familias de Acogida intensifica campaña de captación de hogares provisorios para niños en Chiloé
Archivo

El Programa de Familias de Acogida perteneciente a la ONG COINCIDE continúa desarrollando un arduo trabajo territorial para lograr sensibilizar a la comunidad chilota en torno a la necesidad de contar con hogares provisorios para niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de vulneración de derechos.

Los Programas de Familia de Acogida Especializada con Programa de Protección Especializado (FAE PRO), atienden a NNA separados momentáneamente de su medio familiar de origen, en una familia de acogida estable, propiciando un ambiente reparador, garantizando la restitución de sus derechos. En la comuna de Castro, se encuentra la sede de la mencionada organización sin fines de lucro que desde el año 2019 se está vinculando con las comunidades locales y desarrollando una intensa labor para captar hogares que puedan acoger a niños que necesitan de un entorno protector y evitar, idealmente, su ingreso a un sistema residencial.

Paula Arias, directora de FAE Castro, contó que “buscamos un grupo familiar que pueda tener las competencias, un entorno adecuado para la estabilidad de los niños que han tenido una situación que es lo contrario, que desestabiliza su sistema”, mencionó.

Asimismo, reconoció que el trabajo q desarrolla el equipo del programa en Chiloé ha sufrido las consecuencias de la pandemia, y por lo mismo, han intensificado el llamado a la comunidad para interiorizarse sobre lo que son las familias de acogida. “La pandemia nos ha afectado a todos bastante, pero pese a eso hemos estado trabajando, nos hemos ido rearmando. Y hemos trabajado de manera mixta, presencial y remota. Han disminuido bastante los procesos que llevábamos, de familias interesadas que después se caen, ya sea por el contagio, por el temor mismo al covid, por los cambios de fase, y eso claramente disminuye las familias disponibles que tal vez tenemos. Eso lleva a que hoy necesitemos el apoyo de la comunidad chilota”, expresó.

Respecto del proceso para sumarse y ser familia de acogida, la profesional explicó que para quienes pudieran estar interesados, en primer lugar, se les realizan charlas informativas. “Hacemos charlas y si alguien quiere continuar, se hace un proceso de evaluación de uno a dos meses si son idóneos, y luego se preparan para que puedan recibir a un niño o una niña y puedan estar preparados para ello”.

Se trata así de una causa voluntaria, pues se prioriza el derecho de los niños a vivir en familia. “Nuestros niños han sufrido un grado de vulneración, nosotros esperamos que esto no vuelva a suceder. Hacemos el llamado a personas que estén interesadas: No hay requisitos como que sean matrimonios, pueden ser solteros, familias homoparentales. El tema es que tengan claridad en asumir de manera provisoria el cuidado del niño”, indicó.

Tal como destacó Paula Arias, a diferencia de la adopción, las familias de acogida pueden ser personas solteras, casadas, parejas, sin distinción de sexo y/o tipología de familia (monoparental, nuclear, homoparental, etc.), las que son evaluadas psicosocialmente por el programa y capacitadas en caso de ser seleccionadas. Las FAE (familias de acogida externa) son voluntarias y asumen una labor fundamental en el cuidado y protección de niñas y niños vulnerados, colaborando con las instituciones que trabajan en esta temática.

Quienes estén interesados pueden comunicarse al fono: (65) 2442540 y al mail [email protected]. También pueden seguir las redes sociales del programa: Facebook: Fan Page familias de acogida FAE PRO Castro y en Instagram: @fae_pro_castro.

0:00
0:00