Realizan donación solidaria a campamento castreño

Presos entregaron a través de Fundación Chiloé Solidario más de media tonelada de alimentos y artículos de aseo.
Realizan donación solidaria a campamento castreño
Archivo

Una donación de medio millón de pesos realizó a la Fundación Chiloé Solidario un grupo de internos de la Cárcel de Castro, actualmente internados en el Centro Penitenciario Alto Bonito de Puerto Montt, con los cuales este domingo adquirieron canastas de alimentos y aseo para familias del Campamento El Álamo de la capital chilota.

La campaña solidaria de los privados de libertad fue liderada por los reclusos Carlos Esparza y Herber Sandoval, de los cuales el primero manifestó que “acudimos en apoyo de esas familias de Castro que están pasando un momento muy crítico”.

Esparza recordó que apenas dos semanas atrás, también desde la cárcel reunieron cerca de una tonelada de alimentos que donaron a dos campamentos de Puerto Montt.

Eduardo Burgos, presidente de Fundación Chiloé Solidario, por su parte, agradeció el gesto, indicando: “Nuevamente nos sorprenden personas privadas de libertad con una donación de este tipo para ayudar a familias chilotas, que en este caso la están pasando mal por el contexto de la pandemia”.

El dirigente agregó que “los presos saben más que nadie lo que es estar confinado y sin poder generar recursos para sus familias y eso mismo, tal vez, hace que reaccionen de esta forma tan altruista que conocemos muy bien, porque ya dos veces anteriores nos habían colaborado en campañas sociales que hacíamos para familias que la estaban pasando mal”.

El medio millón de pesos se tradujo en la compra de 11 canastas de artículos para las 11 familias históricas del campamento apoyado, las cuales contenían quintales de papas y harina, pastas, salsas, arroz, legumbres, café azúcar, leche y otros alimentos y artículos de aseo.

Gisela Hernández, presidenta del campamento, comentó que “tenemos familias con adultos mayores, la mayoría de 3 o 4 personas y también la pandemia del coronavirus nos ha afectado con la cesantía”. Agradeciendo a cada uno de los internos y a Fundación Chiloé Solidario.

Por su parte, Carlos Soto, tesorero de la organización vecinal, agregó: “Esta es una buena casusa que realizan para las personas de escasos recursos”, confidenciando que de las cosas que más han afectado al campamento es la falta de trabajo.