El pasado 25 de abril en Quellón se llevó a cabo la capacitación a los entes fiscalizadores con el fin de instruirlos y entregar herramientas para prevenir estos delitos. Los participantes mostraron un gran interés sobre todo en la demostración de los indicios de un salmón cuando ha sido robado de un centro de cultivo y la manera en que éstos son transportados, además de la abultada documentación que se debe portar durante su transporte.

“Como gremio valoramos este tipo de instancias de trabajo conjunto con autoridades, en las cuales podemos actualizar a los entes fiscalizadores y persecutores, respecto a la forma de actuar de estas bandas, y herramientas prácticas para detectar este tipo de delitos, que afectan a las empresas, trabajadores y prestadores de servicios que participan en la cadena de valor de la industria. Agradecemos a las autoridades participantes por la buena convocatoria, a Yadrán por la organización de la actividad, y a Salmofood, por su presentación para ilustrar el robo de alimento de salmón en Chile”, explicó Tomás Monge, Director Territorial de SalmonChile.

“El propósito es poder entregarles a estos organismos elementos técnicos que les permitan a ellos determinar cuándo un pescado es robado, sus características, tipos y procedencia y con eso facilitar el trabajo de las policías y para así mejorar los procedimientos y tener resultados positivos cuando se generan robos”, manifestó el abogado de SalmonChile, Matías Ruiz – Tagle.

Desde el año 2010 la industria viene trabajando el tema de los robos, preocupados por las miles de toneladas que se pierden anualmente por estos delitos. Las empresas asociadas a SalmonChile, comenzaron a denunciar este tipo de hechos, lo que a la fecha se ha traducido en más de 350 querellas presentadas, al menos 100 personas condenadas por robo, hurto o receptación, que incluso en algunos casos han significado condenas privativas de libertad.

En ese sentido, la coordinación y comunicación entre la empresa y los entes fiscalizadores es primordial, indicó por su parte, el jefe nacional de Seguridad de Yadrán, Hugo Godoy, quien explicó que “estamos en la parte sur de la isla, un polo de desembarque de pesca ilegal o relacionada a la sustracción de salmones, por eso era relevante aportar con nuestros conocimientos técnicos a estos entes controladores y así entregarles herramientas simples y prácticas para mejorar la fiscalización.”

La instancia fue valorada por los diferentes organismos invitados, tal como lo expresó el jefe de la Tenencia de Carabineros de Chacao, Héctor Figueroa, quien sostuvo que ese sector “es el ingreso a nuestra isla, los controles este año se han aumentado y por eso es importante que se vayan tomando más conocimientos.”

Por su parte, la subteniente María Jesús Larraín, y jefa del Departamento de Operaciones de la Capitanía de Puerto de Castro, indicó que “nosotros como autoridad marítima de repente no sabemos qué es lo que hay que fiscalizar o cómo fiscalizarlo y aquí nos dieron herramientas y conocimientos que no nos pueden enseñar en ninguna otra parte, entonces es muy útil y ahora vamos a llegar a la capitanía a enseñarlo a quienes trabajan con nosotros.”

Sin duda, el control y una eficiente fiscalización ya han contribuido a desbaratar a bandas dedicadas al robo de salmones, sin embargo el trabajo coordinado y permanente contacto entre autoridades y la industria deben seguir fortaleciéndose para el combate de este delito. Es por ello, que una jornada similar se realizará próximamente en la región de Aysén tal como también se hizo en Puerto Montt a fines del año pasado, lo que ha permitido generar una importante red de contactos entre los actores involucrados.