Saesa dona patio de entrenamiento al IDEMAR de Chonchi

Desde hace 3 años la empresa eléctrica apoya al establecimiento educacional a través del Programa Liceos Eléctricos.
Saesa dona patio de entrenamiento al IDEMAR de Chonchi
Archivo

En una simbólica ceremonia en el Instituto del Mar Capitán Wlliams, Saesa entregó un patio de entrenamiento para los estudiantes de tercero y cuarto medio que cursen la especialidad de Electricidad.

Desde el año 2018 la compañía mantiene un convenio de colaboración con el establecimiento educacional para aportar a que los alumnos y alumnas tengan más y mejores competencias para insertarse de mejor manera en el mundo laboral.

La donación del patio de entrenamiento se enmarca dentro del Programa Liceos Eléctricos que lleva adelante la distribuidora eléctrica desde hace nueve años en toda la zona de operación, desde Ñuble a Coyhaique.

La iniciativa considera módulos de capacitación para estudiantes y docentes, con clases teóricas, prácticas y salidas a terreno, todo antes de la pandemia de Covid-19, mientras que el año 2020 se realizaron charlas on line.

“Desde hace ya varios años y en virtud de la Estrategia de Sustentabilidad del Grupo Saesa, y más precisamente con foco en uno de sus pilares que es la sintonía con nuestro entorno, la compañía ha estado trabajando en el desarrollo de programas de cara a la comunidad que generen valor compartido y diálogo”, indicó Pablo Millán, gerente zonal de Saesa en Chiloé.

Desde este Liceo Bicentenario de Excelencia expresaron estar agradecidos de los lazos que se han consolidado mutuamente durante los últimos años, tal como lo destaca Edmundo González, director ejecutivo de la Fundación Almirante Carlos Condell, quien estuvo presente en la actividad de manera virtual.

“Estamos muy contentos con lo que hemos logrado con esta carrera y particularmente quiero agradecer de manera muy especial a Sociedad Austral de Electricidad, S.A., Saesa, por todo el esfuerzo y apoyo que hemos recibido, no solamente con la implementación con este patio de maniobras eléctricas, sino que también por la empleabilidad que les da a nuestros egresados y por esta alianza estratégica que hemos ido logrando a través de años en una mutua confianza”, afirmó.

Por su parte, la directora de Idemar, Catherine Spooner, manifestó sus agradecimientos y felicitaciones por “la visión de la empresa Saesa, por ser parte de lo que nos rodea y nos ayuda en la formación de nuestros estudiantes”, agregando que “sin duda, el patio de entrenamiento es una contribución significativa para la formación técnico- teórico y sobre todo práctico de la especialidad de Electricidad y que acerca a los jóvenes al mundo que existe fuera de nuestro liceo”.

Este patio de entrenamiento cuenta con 4 postes de concreto con instalación común de media y  baja tensión y  2 transformadores de distribución, uno trifásico y otro monofásico, a lo que se suma otra serie de elementos de seguridad para los estudiantes aportados por la compañía eléctrica.

Una vez entregado oficialmente a la comunidad educativa del Idemar, una brigada realizó una demostración de las faenas que comúnmente deben desarrollar los linieros.

Cabe indicar, que el programa Liceos Eléctricos nació en el año 2012, y desde entonces ha beneficiado a 19 establecimientos educacionales técnicos profesionales, 1.760 alumnos y se han construido 16 patios de entrenamiento, que han servido para la formación integral de los jóvenes del sur de Chile.

 

0:00
0:00