Voluntarios de bomberos de tres compañías llegaron a la emergencia.

La vivienda emplazada en el pasaje Mirados de la calle Capitán Luis Alcázar, fue consumida por el fuego en cosa de minutos.

Enrique Cárcamo, encargado de la oficina municipal de emergencias, informó que la propiedad afectada era habitada por tres menores y dos adultos.

El departamento de Estudios Técnicos de bomberos investiga las causas que provocaron el siniestro.

La familia damnificada es oriunda de República Dominicana y fueron reubicados en casa de amigos, mientras el área social de la municipalidad canaliza las ayudas respectivas.